Arenys de Mar

20121117_114125ACCIÓN DE GRACIAS POR LA CANONIZACIÓN DE SANTA CARMEN SALLÉS

 En la Parroquia de Santa María de Arenys de Mar (Barcelona)

 ¡Hemos celebrado un gran día!

Es bueno que el corazón no se enfríe.

De eso sabía mucho nuestra Santa Carmen Sallés.

Si hay algo que siempre me ha llamado la atención de ella es que nunca se desalentaba para seguir buscando…

Por ello, de regreso de Roma hemos seguido sin callar, compartiendo de una y otra forma la vivencia con nuestros alumnos, educadores y vecinos.

Y así, poco a poco, y con cariño cuidamos de que todo este pueblo de Arenys de Mar celebrara también con mucha alegría con nosotras este ejemplo de vida, esta santa de la propia tierra.

El 17 de noviembre de 2012. Día grande. La imagen de M. Carmen en el altar, a la derecha. Allí estaba ella. Siempre acompañada de los niños. En medio de todos. Y nos miraba en el niño que siempre mira.

Presidía la Eucaristía Monseñor Francesc Pardo, obispo de Gerona, diócesis a la que pertenecemos. 17 nov (61)Concelebraron con él sacerdotes de la parroquia, varios frailes capuchinos, nuestro exalumno Jordi Callejón y el P. Francesc Riu, quien facilitó desde la Fundación de Escuelas Cristianas de Cataluña que nuestra congregación se hiciera presente en Arenys cuando las Dominicas de La Presentación decidían prescindir de esta obra.

Nuestro obispo, como buen pastor, y a raíz de la liturgia de la Palabra, eligió palabras de M. Carmen, para que fuera ella misma la que nos hablara de cómo hace feliz, cómo satisface, cómo llena la vida la búsqueda de la voluntad de Dios.

La Parroquia de Santa María estaba repleta de niños, familias del colegio y del pueblo, todas las comunidades religiosas de Arenys: PP. Capuchinos, Hijas del Corazón de María, Hijas de la Caridad, Escolapias, las dominicas de la Anunciata de Canet, las Terciarias Franciscanas de los Sagrados Corazones de Mataró, con las que estuvo nuestra Madre Carmen en Antequera. Todos querían celebrar y agradecer también nuestros veinte años de presencia concepcionista aquí.

17 nov (22)La emoción manifestada por tanta gente que acudió se prolongó a continuación en nuestro Centro compartiendo un aperitivo, y a continuación una comida familiar para los más allegados.

Vivimos así un día especial que nos ayuda a sentir más cerca la persona de esta mujer santa, a la vez que nos estimula en el camino del seguimiento de Jesús.

¡Gracias, Santa Carmen Sallés, por tu vida siempre incansable en la búsqueda!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios