Granada

Celebración de la Canonización de Santa Carmen Sallés en Granada

Han sido muchos los preparativos para que la celebración tuviese la solemnidad que Madre Carmen se merece, y varias las preguntas que nos hemos hecho: ¿dónde celebrarlo? ¿Estaríamos muy solas, ya que sólo tenemos residentes? ¿Cómo lo organizamos? Poco a poco se fueron aclarando las respuestas.

La primera nos vino dada, ya que al ir a invitar al Sr. Arzobispo a la Canonización nos fijó la fecha del 11 de Noviembre y en la Catedral, porqué ya Carmen Sallés no nos pertenecía a nosotras solas, si no a la Iglesia y era la fecha que tenía él libre.

Pero esto acrecentaba la segunda pregunta, la Catedral de Granada es tan grande que allí un grupito se pierde. Después de dar muchas vueltas en la cabeza llegó la solución que seguro que vino del Espíritu y de Madre Carmen: ¡juntaríamos varios encuentros!

Primero: Al coincidir que por esa fecha había que celebrar la apertura de curso, hablamos con las Residentes ayudándoles a que comprendieran que era un acto muy importante para la Residencia y este año íbamos a cambiar la forma de inaugurarlo. Al final aceptaron y después se han alegrado.

Segundo: invitar a los padres de las residentes, ya que todos los años tenemos un encuentro con ellos. La respuesta fue bastante positiva. Invitamos también a antiguas residentes y asistió una pequeña representación. También estuvieron presentes algunos Colegios Mayores y Residencias Universitarias, varios miembros de CONFER, el rector y profesores de la Facultad de Teología, el Delegado de la universidad de Granada para CCMM y RR UU y el Alcalde envió al Delegado de la Juventud del Ayuntamiento. Personal colaborador y amigos de la Comunidad. Estuvieron también presentes, familias de las Religiosas que residen en Granada.

Quedaba la tercera pregunta ¿cómo? La Eucaristía hubo que aprovechar los tres momentos que nos dejaron para actuar nosotras de acuerdo con el protocolo de la Catedral. Un gran cuadro de Santa Carmen Sallés presidió el acto. M. Mª Henar, en la monición de entrada y en la acción de gracias, aprovechó para dar a conocer brevemente los rasgos señalados de su vida y carisma. En las lecturas, peticiones y en la presentación de las ofrendas intervinieron padres y residentes. Se constató que fue una Eucaristía sencilla, concelebrada por el Deán de la Catedral, presidente de CONFER, Rector de la Facultad de Teología, nuestro Capellán y algún religioso, pero que todos estábamos participando de ella, por el silencio y respeto que se vivió. Fue armonizada por el coro de los “Puericantores” de la Catedral. Por el detalle entregado al final asistieron más de 350 personas, con lo que la Catedral no quedó vacía.

Seguidamente, 231 personas, pasamos a compartir una comida fraterna en el hotel Vincci, donde se creó un ambiente muy familiar y cercano, disfrutando de una agradable convivencia entre todos los grupos: adultos al principio del comedor y detrás los jóvenes. Se destaca la puntualidad de todos e igualmente su saber estar, nadie se sobrepasó y tanto en la Catedral como la gerente del hotel nos felicitaron.

Han sido muchas las personas que después han llamado o han enviado correos dando las gracias por lo bien que estaba organizado todo y expresando cómo lo habían vivido. Algunos nos mandaron flores y otros nos dieron dinero.

Creo que Madre Carmen es más conocida en Granada.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios